3 may. 2010

Valores postmateriales, Mockus y la Ola Verde

¿Por qué la mayoría de los jóvenes urbanos se han volcado hacia la candidatura de Antanas Mockus? Al respecto se han planteado múltiples tesis. Quisiera enunciar una hipótesis que no ha sido todavía explorada: el enorme cambio cultural que ha implicado la emergencia de los llamados "valores postmaterialistas", como medio ambiente, igualdad de género, derechos humanos y respeto a la diversidad étnica y sexual.
Este tema surgió en los años 70 en torno a la reconocida obra de Ronald Inglehart, La revolución silenciosa (1977) y, ante todo, en los últimos años en un ambicioso estudio comparativo internacional llamado Encuesta Mundial de Valores. Inglehart sostiene que en las sociedades actuales existe una opinión fundada más en ideas de autorrealización y participación que en los temas tradicionales de las agendas electorales, es decir, el desarrollo económico y la seguridad pública.
En la escala de valores que se aplica en la Encuesta Mundial de Valores (www.worldvaluessurvey.org/) se contrastan seis preguntas de orden material (el orden público, la inflación, la estabilidad económica, la lucha contra delincuencia, el crecimiento económico y el gasto militar) y seis preguntas de orden postmaterialista (mayores posibilidades de participación en decisiones comunitarias, mayores opciones de participación en decisiones políticas importantes, la protección de la libertad de expresión, el desarrollo ambiental armónico, alcanzar una sociedad menos impersonal y más humana, lograr que el progreso se funde más en las ideas que en la posesión de dinero).
La aplicación de esta encuesta en cien países ha permitido percibir un profundo cambio de valores a escala mundial, el cual se ha reflejado en los programas electorales. Si bien el empleo y la seguridad continúan siendo temas cruciales, el desarrollo económico sostenible, la no discriminación racial o sexual y otros temas similares comienzan a tener un peso creciente en las preocupaciones ciudadanas. Este hecho se evidencia en particular en los segmentos jóvenes educados de clase media y alta que se han convertido en una masa electoral decisiva. Si en los años 70 entre el 7 y el 14 por ciento de los encuestados privilegiaban los temas postmateriales, 30 años más tarde este segmento se ha hecho mayoritario con especial énfasis en las naciones desarrolladas y en los centros urbanos de los países en desarrollo.
En los últimos años se ha producido en Colombia un profundo cambio en las tendencias electorales, las cuales se expresan principalmente en elecciones presidenciales. En primer término, hoy, a diferencia de una o dos décadas atrás, el voto urbano supera el voto rural y es en las ciudades más que en el campo donde de juega el destino de las elecciones presidenciales. En segundo término, el ingreso a la masa electoral de alrededor de cuatro millones de nuevos electores, ante todo jóvenes sin una lealtad partidista definida, ha ahondado el peso del voto de opinión. En tercer término, se han debilitado las lealtades partidistas tradicionales (no olvidemos que hace solamente 20 o 30 años atrás, el 90 por ciento de los colombianos se identificaban como liberales o conservadores) y Colombia se halla en un proceso de reconstrucción de su sistema de partidos. Un modelo multipartidista más que un sistema bipartidista.
Estos cambios culturales y político-partidistas explican el proceso electoral en curso. Ganan los candidatos a la presidencia que han logrado sintonizar mejor con el voto urbano, con el elector joven y con el voto de opinión. Y pierden quienes han puesto el acento más en el voto rural, en los segmentos electorales tradicionales (como el campesinado o el sindicalismo) y en el elector fiel a las banderas partidistas. El trapo rojo o azul no es hoy en día un factor suficiente de movilización política en elecciones presidenciales.
Esta puede ser una de las raíces explicativas del ascenso electoral en las encuestas de Mockus.

Eduardo Pizarro Leongómez 

Le invitamos a responder la encuesta sobre este articulo, en la columna derecha del blog !!

----------------------------------------------

Comnentarios del bloguero: 

Vaya vaya, ahora resulta que la ola verde se explica por un fenomeno sociologico mundial etareo y no por el hastio e indignacion que sentimos los colombianos medianamente informados y algo sensibles socialmente debido a la forma autoritarista tramposa y mezquina como la clase dirigente en los ultimos años han venido manejando el pais. No en balde Colombia es uno de los paises del globo con mayor inequidad! Favor que le hace el señor Pizarro al gobierno saliente y a la elite dirigente!: enmascarar su responsabilidad historica por la precaria situación material y moral actual de Colombia!!

VAlores Postmaterialistas: concepto mas apropiado para sociedades en las que la mayoria de poblacion tiene garantizadas su necesidades basicas....Pero en Colombia la ola verde no significa superación de motivacines materiales, sino enorme preocupación porque de seguir gobernando los mismos con las mismas, nos van a dejar sin soberania, sin trabajo, sin dignidad y sin futuro!

Ola mundial de valores posmodernos: Es un factor, pero no es el principal. Yahi es donde está el encubrimiento que denuncio!!


No hay comentarios: