17 ago. 2009

Sobre los efectos psicosociales del uribismo

Muy a menudo el poder ha sido concebido como una característica o propiedad de la fuente de influencia, de modo que podía modular los efectos ejercidos sobre el receptor de influencia. Una fuente dotada de poder engendra mecanismos de sumisión, por miedo a los castigos o por deseo de gratificaciones; puede poner en marcha mecanismos de identificación, basados en el prestigio del poder, o simplemente activar hábitos, profundamente interiorizados, de obediencia sistemática a la autoridad. Estos mecanismos suscitan conductas de aquiescencia, de complacencia, de conformismo, de adhesión pública y explícita. En otros términos, el punto de vista que se manifiesta a partir de una posición de poder goza de muchas posibilidades para engendrar un automatismo comportamental por el que el sujeto se alinea con el discurso de la fuente.

tomado de: Tomás Ibáñez. Poder, conversión y cambio social. En S.Moscovici G.Mugny y J.A. Pérez (Eds.). La influencia social inconsciente. Barcelona: Anthropos, 1991. Pp. 263-285), 1987

No hay comentarios: